5 Parques de diversiones en la CDMX que tienes que conocer Hotel Casa Blanca en Ciudad de México

Reserva ahora al mejor precio

El legendario Paseo de la Reforma del Hotel Casa Blanca

Hotel en Ciudad de México

El legendario Paseo de la Reforma

Una avenida con historia.

Muchos la consideran la avenida más bella e importante de la ciudad, tanto propios como extraños, mexicanos y extranjeros.
Hágase de lado cualquier categorización y el visitante dedíquese a repasar su hermosura, ya que varios de los edificios y monumentos más atractivos, majestuosos y relevantes de la Ciudad de México, se encuentran a lo largo de sus contornos, de este a oeste, en la Capital.

Llamada así para conmemorar las Leyes de Reforma del siglo XIX promulgadas por el presidente Benito Juárez. La avenida comenzó a trazarse en 1860 bajo los auspicios del entonces emperador Maximiliano de Habsburgo, por ello en un inicio se le conoció como “Paseo del Emperador o Paseo de la Emperatriz”.

El propósito era comunicar el Castillo de Chapultepec (residencia de Maximiliano) con el Palacio Nacional, sin embargo, al poco tiempo comenzó a convertirse en una de las arterias más famosas y recorridas de la Ciudad de México.

En su concepto original, la avenida incluía dos sentidos de nueve metros de ancho con un camellón central de un metro y medio, y dos paseos peatonales a los lados de nueve metros cada uno, llenos de vegetación de ornato.

No sólo sus arboledas y atractiva delineación la convirtieron en un sitio muy concurrido, sino que ─si bien, en forma muy paulatina─ también su emplazamiento fue objeto de preferencia de residencias y establecimientos comerciales.

Al acercarse el festejo del centenario de la Independencia en 1910, la avenida fue objeto de modificaciones: se hicieron más anchas las calzadas, se construyeron banquetas con adoquines, alcantarillado, instalaciones eléctricas y teléfonos.

Durante esta época se dio un crecimiento inusitado a lo largo de sus márgenes, con casas, comercios y locales de diversa índole. En especial proliferaron las residencias de lujo edificadas con un estilo francés muy en boga en esos años.

La avenida hoy en día

En la época actual el Paseo de la Reforma ha sido objeto de múltiples transformaciones. Se han realizado importantes estudios y obras de urbanización muy originales para renovarlo. Trabajos de diferente envergadura como glorietas, zonas peatonales, monumentos, obeliscos, esculturas, fuentes, jardines y limpieza de fachada de edificios.

El Paseo ha sido testigo y marco de infinidad de eventos que han tenido un gran impacto en la vida social y política de la CDMX. Manifestaciones, plantones, actividades artísticas, exposiciones, carreras de bicicletas, maratones y un sinfín de acontecimientos.

Todo ello sin olvidar que la avenida ha sido también escenario de una gran cantidad de películas tanto nacionales como extranjeras.
No es raro encontrarse con celebridades en la calle, tan casuales y despreocupadas como cualquier ciudadano a pie.

La extensión aproximada del Paseo de la Reforma es de 15 kms. de largo y en algunos tramos cuenta hasta con ocho carriles.

La avenida va desde el parque de Chapultepec, pasando por la Zona Rosa y termina dirección al Zócalo, en Avenida Juárez y Francisco y Madero. Adicionalmente, se realizaron dos extensiones, una que va hacia Tlatelolco y otra que parte de Chapultepec, continúa por Polanco y Las Lomas hasta llegar a la moderna zona de Cuajimalpa y Santa Fe.

El recorrido por la avenida, ya sea a pie o en cualquier tipo de vehículo, constituye una experiencia extraordinaria e inolvidable.
Como un prestigioso hotel de la Ciudad de México con una envidiable ubicación, el Hotel Casa Blanca ofrece al huésped todas las maravillas del Paseo de la Reforma al alcance de la mano.

Sólo tiene que cruzar la puerta principal y dar unos cuantos pasos para gozar de todo el esplendor de esta representativa avenida de la Capital.