5 Murales que tienes que ver en la Ciudad de México Hotel Casa Blanca en Ciudad de México

ContáctanosSíguenos
+52 (55) 5096 4500reservaciones@hotel-casablanca.com.mx
Reserva ahora al mejor precio
Adultos:
Niños:

Edades de los niños

La Torre Latinoamericana a través de los años del Hotel Casa Blanca

Hotel en Ciudad de México

La Torre Latinoamericana a través de los años

La Ciudad de México guarda increíbles historias, cada calle, edificio o monumento es una pieza invaluable puesto que es parte de la cultura e identidad de la población. Sin duda, uno de los lugares legendarios es la Torre Latinoamericana, la cual nos regala una vista única de la capital a través de ella.

Su construcción se remonta a la mitad del siglo XX. En febrero de 1949 comienza la edificación de lo que sería el próximo rascacielos más grande de la ciudad y además el primero en el mundo en situarse en una zona sísmica, condición que hasta la fecha no ha significado complicación alguna, pues a pesar de sus 182 metros y sus 24,100 toneladas ha logrado salir invicto de tres episodios importantes de la historia de la capital que lo hizo acreedor al premio del American Institute of Steel Construction (Instituto Americano de la Construcción de Acero) al ser el edificio más alto en exponerse a una fuerza sísmica de gran magnitud como la del terremoto de 1957 que fue de 7.7° richter y dejó un saldo de alrededor de 700 muertos y 2,400 heridos, sin embargo el edificio no sufrió ningún desperfecto.

Posteriormente fue testigo de otra catástrofe citadina, el terremoto del 1985 que tuvo una magnitud de 8.1° richter y en el 2007 un temblor de 6.3°. A pesar de estos lamentables episodios la Torre Latino se mantuvo como el ojo que cuidaba a la población mexicana, siempre de pie. Pero no fue una simple coincidencia, esto fue gracias a la excelente edificación por parte del Dr. Leonardo Zeevaert, el arquitecto Augusto Álvarez, Alfonso González y el ingeniero Eduardo Espinosa, que implementaron una nueva tecnología originaria de México y la primera en el mundo en la que durante su construcción se coloca una cimentación de concreto que permite que el edificio flote en el subsuelo. Más tarde dejó de ser el edificio más alto, pues fueron construido el World Trade Center, la Torre Pemex y la Torre Mayor.

¿Sabes para qué fue construida la Torre Latino? Pues bien, fue edificada para albergar las oficinas de la compañía de seguros Latinoamericana Seguros S.A. las cuales ya se encontraban en ese sitio, sin embargo a iniciativa de Don Miguel S. Macedo quien pertenecía al grupo financiero del país así como a esta firma importante de seguros, propuso construir un gran edificio para su aseguradora.

Algunos años los pisos superiores de la torre latino servían como un reloj digital gigante, sin embargo se canceló porque el consumo de energía era altísimo, de tal manera que se redujo a una forma muy austera pero original de marcar la hora, cada 15 minutos se marca la hora con campanadas.

Al cumplir medio siglo de vida a este edificio se le permitió tener un área comercial en la parte baja, una cafetería y un museo, se hizo una remodelación debido a que el Antiguo Hotel Guardiola fue demolido.

Su aspecto actual ha causado controversia entre arquitectos que han tenido intenciones de remodelarla, pues la Torre Latino ha sido reconocida como monumento por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) ejemplar de la arquitectura mexicana por lo que tiene prohibido la modificación de las bandas azules y el aluminio que la caracteriza.

Puedes visitarla y tomar un café mientras disfrutas de la vista de la Ciudad de México.
El Hotel Casa Blanca Reforma encuentra ubicado a sólo 2 km de distancia, una ubicación privilegiada para disfrutar de la Ciudad.
Ubicada en el centro de la ciudad es uno de los mejores sitios para contemplar una vista panorámica desde el piso 44 acompañada de una exquisita comida o una cena para aquellos trotamundos nocturnos. Hace algunos años era posible verla desde casi cualquier parte de la Ciudad de México, cuando aún no abundaban los edificios altos y la única que resaltaba era esta bellísima torre.

No puedes perder la experiencia de ser testigo de las luces de la ciudad desde las alturas, visita la Ciudad de México y hospédate en un hotel en el centro del D.F. para dar un paseo por los pasillos de la Torre Latino.